dimecres, 26 d’octubre de 2011

la sanidad puede ser pública o privada, pero la salud siempre es pública ,

En una declaraciones a la agencia EFE reproducidas en El Pais que –para excusa del Conseller– debió hacer en horas intempestivas y con la inteligencia nublada, Boi Ruiz afirma que “La salud depende de uno mismo, no del Estado” y que “la salud es un bien privado”. Boi Ruiz parece seguir al pie de la letra, pero leyendo torcido y al revés, lo que afirma Dempeus per la Salut Pública sobre que la sanidad puede ser pública o privada, pero la salud siempre es pública y que antes, mucho antes de Dempeus, y de forma harto fundamentada, han dicho los mejores especialistas de la OMS y de la Salud Pública en todo el mundo.
Boi Ruiz insiste en que “no hay un derecho a la salud, porque ésta depende del código genético que tenga la persona, de sus antecedentes familiares y de sus hábitos, que es lo que sería el ecosistema de la persona”, y que “el usuario debe tener la responsabilidad moral de que cuando no trata bien a su salud la tenemos que pagar entre todos”. Boi Ruiz quiere ignorar que el derecho a las políticas que mejoren los determinantes de salud y a un sistema sanitario que investigue, atienda bien a las personas y sea de acceso universal garatizado es, de forma esquemática, lo que se conoce como “derecho a la salud”. Y que es muy triste, falaz y reduccionista, resumir al código genético y a los hábitos la salud de una persona… ¿en qué parte del código genético de los mineros se les ha transmitido la silicosis, o los expuestos al mercurio los mercuriados, o la asbestosis a los que trabajaban en Uralita? ¿es culpa de su hábito personal que quienes no tienen otro remedio deban someterse a los abusos y el stress de las largas jornadas? ¿Alguien en su sano juicio puede pensar que una persona no perseguida por la todopoderosa industria del fast-food llega sólo por sus malps hábitos a la desnutrición? ¿No será que si se come poco es porque sufre una enfermedad muy real de nuestro tiempo, la anorexia… o quizás también, y con gran probabilidad, porque el sueldo o la pensión no llega a fin de mes? ¿Qué hábito generamos al vivir en barrios poco saludables si no podemos pasarnos el día en Pedralbes, o cómo nos la maravillamos para disponer de una saludable vivienda confortable si no podemos pagar la hipoteca? Esta explicación tan biológica de la salud y la enfermedad que da el señor Ruiz tiene ecos de una época nefasta ¿explica por que las personas en paro, o con contratos en precario, sufren con más probabilidades enfermedades mentales? ¿O cree más bien el senyor conseller que deberían sentirse felices y gozar del “dolce far niente”? ¿Por qué no dimite de una vez el Conseller Ruiz, y cesan de una vez por todas sus declaraciones absurdas, en algunos momentos ofensivas, y que recuerdan una medicina basada en la biología de peor recuerdo todavía?
El señor Ruiz ha explicado que cada día se dejan de hacer en Cataluña 1.300 visitas de especialistas programadas “porque los pacientes no se presentan a las citas”. Esta incomparecencia de los pacientes hace que cada año se pierdan 330.000 vistas de médicos especialistas, “un derroche de recursos que tiene un coste anual de más de diez millones de euros”… ¿Cómo ha hecho el cálculo de los costes? ¿Cómo calcula las visitas añadidas sobre su horario de muchos especialistas que tienen que alargar su horario habitual porque no pueden atender a todas las personas que necsitan sus servicios? ¿Cree de verdad que la parte menos significativa (gente que falta a la cita, quizá porque ha muerto esperando que le toque en la lista de espera) sirve como excusa para cerrar el sistema público de salud? Y no puede ser que alguien olvide de buena fe alguna de estas citas, si le dan hora para dentro de dos años, como mínimo, para determinades especialidades como Fibromialgia o Síndrome de Fatiga Crónica, o Sensibilidad Química Múltiple?
Señor Ruiz, simplemente en términos de unidades de la medida universal de longitud, creo que tiene usted más cara que espalda… A usted no le molesta especialmente que una persona enferma no acuda a una visita programada en el sector público, porque esto puede suceder por cien motivos justificables. Lo que le molesta es que no haya concertado ya la visita con el sector privado, o a una de sus Mútuas tan recomendadas….
Boi Ruiz ya avisa que pasadas las elecciones presentará un Plan de Salud para adentrarnos aún más en ese caos tan trabajado para la destrucción del servicio público de Salud. En este sentido, vale la pena que sepan que mañana, miércoles, a las 10 de la mañana, se celebrará en el Parlament de Catalunya una sesión informativa de la Comissió de Salut con el conseller Ruiz sobre balance y resultados de los primeros 6 meses de gestión, y se hablará del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Vallès Occidental) del mantenimiento del servicio de urgencias nocturnas en los CAP de Breda, Hostalric i Anglès (Selva).