dilluns, 10 de febrer de 2014

Boi Ruiz ocultó al Parlament 650 casos de niños con malnutrición

  • El titular de Salut solo reconoció 10 menores mal alimentados por razones económicas
  • El ‘conseller’ admite este nuevo grupo con carencias por pobreza en una carta a Ribó
Aspecto del comedor de una escuela de Terrassa abierta el año pasado. Foto: ALBERT BERTRAN
El conseller de Salut, Boi Ruiz, ocultó al Parlament 650 casos de carencias alimentarias en niños en Catalunya por razones económicas. Ello se deduce al comparar la respuesta ofrecida el pasado 21 de enero por Ruiz a una pregunta de las diputadas del PSC Marina Geli y Eva Granados con la misiva que el departamento envió al Síndic de Greuges, Rafael Ribó, la semana pasada. La pregunta de Geli y Granados versaba sobre cuántos eran los niños diagnosticados de «malnutrición o carencias alimentarias». Ruiz replicó citando los casos de desnutrición causados por otras enfermedades, y no por la crisis: 91. También citó «10 casos con un código social que recoge problemas relacionados con la falta de alimentos adecuados». Y ahí se quedó.
El pasado jueves, el Síndic de Greuges recibió una información ampliada. En esa carta se citan las dos primeras cifras y también las de «95 niños que viven situaciones de pobreza extrema y 555 niños que pertenecen a familias con ingresos bajos». Sobre estos 650 casos, que no aparecían en la respuesta parlamentaria, se especifica que las carencias que sufren no han causado enfermedades ni requieren actuaciones que no sean preventivas. Pero también en relación a los «10 casos con un código social que recoge problemas relacionados con la falta de alimentos adecuados» se especifica que no existe enfermedad, y fueron incluidos.
Los números que Salut emplea en la carta al Síndic desglosan el origen del conflicto: los 751 niños desnutridos. Cuando Ribó presentó en agosto su informe sobre problemas alimentarios por la crisis, cifró en 50.000 los niños catalanes con malnutrición y agregó que no se había detectado desnutrición, pero que cuando se pidió información al Govern, su vicepresidenta, Joana Ortega, aportó el dato de que había 751 niños con desnutrición relacionada con la pobreza.
CUANDO EL PROBLEMA NO EXISTÍA / Preguntada por el asunto, Salut se limitó ayer a reenviar la carta remitida a Ribó, subrayando las partes que indican que los 650 menores no están enfermos. Pero en la misiva también se admite la existencia de los 751 desnutridos de Ortega. Esa parte no fue subrayada. Ruiz afirmó en septiembre que la malnutrición por razones económicas no existe en Catalunya y descartó, en consecuencia, tomar medidas. Pero Salut dice en la carta que está mejorando protocolos de detección de estos casos.
Fuente: El Periódico