diumenge, 12 de desembre de 2010

No al co.pago en la sanitat publica

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Miquel Vilardell, ha pedido al futuro Govern que los ciudadanos se corresponsabilicen, en función de la renta, con el pago de nuevas prestaciones de la cartera de servicios sanitarios, como el recién incorporado aborto, la odontología y la podología.

Miquel-VilardellBARCELONA, 12 diciembre (EUROPA PRESS)
El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Miquel Vilardell, ha pedido al futuro Govern que los ciudadanos se corresponsabilicen, en función de la renta, con el pago de nuevas prestaciones de la cartera de servicios sanitarios, como el recién incorporado aborto, la odontología y la podología.
En una entrevista concedida a Europa Press, el autor del reconocido informe sobre sostenibilidad ha defendido este tipo de copago a la hora de plantear nuevas prestaciones sin un posible aumento de los presupuestos, como sucede actualmente por la crisis económica.
"Para que todos los ciudadanos puedan acceder a las nuevas prestaciones, sin romper la equidad, los ciudadanos que tienen recursos deberían hacerse corresponsables", para que los que no tienen puedan disfrutarlos.
"Si estamos en un país con malas piezas dentales, quizá es porque no podemos acceder" a la odontología, ha observado Vilardell, tras evidenciar el déficit presupuestario para sanidad, teniendo en cuenta el aumento de la población y la contención de recursos.
En sus peticiones al futuro conseller de Salud en el Govern de Artur Mas, que a su juicio debería tener un perfil de gestor económico, ha señalado la necesidad de "revisar la cartera de servicios" para mantener lo que es eficaz, y quitar lo obsoleto.
Para optimizar los recursos actuales, ha descartado que el próximo Govern ponga encima de la mesa el debate del copago, entendido como método disuasorio para reclamar una consulta, ante la actual sobrefrecuentación, puesto que "los propios profesionales ven el riesgo de romper la equidad del sistema". "La palabra en sí, ya está obsoleta".
Una de sus principales apuestas para la nueva etapa pasa por la creación de agencias de calidad independientes, aunque ha admitido que es difícil que lo sea por la influencia de los partidos, para crear "guías de práctica clínica" que generalicen las directrices válidas y señalar las servicios nuevos necesarios.
En esta línea, ha apostado por otorgar más autonomía a los profesionales sanitarios y al trabajo en equipo de los médicos y enfermeras.
Para Vilardell, el modelo actual debería tender al de "red hospitalaria" para fomentar la especialización de cada centro en materias concretas. "No todos los hospitales pueden tener de todo; deberíamos centralizar algunos servicios", ha justificado en aras de favorecer el ahorro y la experiencia.
Con el objetivo de superar la falta de sintonía del colectivo médico con la Administración, el experto ha demandado un "diálogo directo" con los facultativos, tras el "fracaso" del Consejo de la Profesión Médica. "No pasa nada por llegar a un acuerdo directo con los médicos", ha considerado.